Dios no te ha descartado

Dios no te ha descartado

Simón Pedro, que tenía una espada, la desenvainó, e hirió al siervo del sumo sacerdote, y le cortó la oreja derecha. Y el siervo se llamaba Malco” Juan 18:10.

Con seguridad se pude decir que ese acontecimiento registra el último milagro de nuestro señor Jesús, este hombre se llamaba Malco siervo del sumo sacerdote.

El hecho de que Malco era “siervo del sumo sacerdote” Lucas 22:50 explica por qué estaba al frente de la guardia que vino a arrestar a Jesús. Malco era el representante personal del Sumo Sacerdote, y estaba al frente de los guardias, probablemente guiándolos, justo atrás de Judas.

Esto explica por qué Pedro lo atacó, ya que estaba dirigiendo a los demás. Entonces leemos que Jesús “tocando su oreja, le sanó: Lucas 22:51.

No importa cual es tu condición ni como has estado llevando tu vida; el señor no miro quien era Malco aunque era uno de los que lo iban a apresar, lo que Jesús miró un hombre que se merece el perdón y la misericordia y le hizo el último milagro descrito en la Biblia, pero déjame decirte que después de eso sucedió el más grande milagro de todos nos dio salvación a ti y a mi venciendo en la cruz

¿Qué es lo que te detiene a ti de venir a Jesús? Él murió en la Cruz para pagar por tus pecados. Él derramó Su Sangre preciosa para limpiarte de todo tu pecado. Él resucitó de los muertos para darte vida. ¿Qué es lo que te detiene de venir a Él para recibir esos grandes beneficios eternos? Te suplico que te vuelvas de tus pecados y vengas directamente a Él, porque Jesús dijo:

“Al que a mí viene, no le echo fuera” (Juan 6:37).

El milagro más grande de todos es la salvación de tu alma. Cuando Dios te atraiga a Jesús, y tú confíes en Él, ¡el milagro más grande de todos ocurrirá en tu alma!

¡Serás nacido de nuevo por Su misericordia y gracia!

share

Recent Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *